lunes, 10 de septiembre de 2012

OCEANO DE SOLES


 
 
Océano de soles,
lenguas lisas, longevas,
enredaderas barrocas en el tallo,
corona de luz norteña,
que el amarillo ya no es un color,
es un cabello,
el principio descendiente,
cercando el milagro,
si bien recogido
o perfecto de largo,
que ya podrán citar mil templos
que nada alcanzará jamás
a ese envoltorio de lo sagrado.
Lisonjera llega la llanura sedosa
que le robó el blanco a la espuma de las olas,
a la luna en sus estados más grandes,
a los dientes de leche,
al brillo de los diamantes,
es el tejado supremo de las líneas de oro delgado,
engullidoras de sudor si es el caso,
sombrero de los astros castaños
que custodian los abanicos de tu hazaña;
la de regalarle al mundo tus ojos,
planetas con atmósfera en la belleza catedrática,
que sólo un ciego las llamaría pestañas.
Nunca un hueso fue tan preciso,
para mí el puente fino
de los detalles curvados hacia delante
con final en la joya carnal,
como tallada a cincel,
joyería de mujer existente
parida por su madre,
que si advirtieron brillos
juro y perjuro
que fueron las joyas de su cuerpo,
bendito asalto a los humanos,
que el universo es un cajón
si tu rostro es un disparo.
Seguimos bajando
al arco fogoso en sus salivas,
a los gemelos de pomposidades parlantes,
donde para mi boca,
el de arriba es una droga
y el de abajo un cautiverio insalvable.
Punto cardinal en hora,
el cabo de hermosura sin agua,
que los envidiosos dirán puntiaguda,
ese es el bendito trecho
entre los miserables, los feligreses de lo increíble,
y yo, que esta mañana acogió en su pecho.
Rostro sin tiempo,
la eternidad es un insulto
cuando le da por llamarte Ángela,
cuando me pongo a besar el volcán de mis versos.


3 comentarios:

Paty Carvajal dijo...

Hola, por esa casualidades, di con tu blog y me pareció buenísima y bella tu poesía. No pude irme sin decírtelo. Un saludo desde Chile.

Marìa Cristina Faleroni dijo...

¡¡BELLO!!, simplemente bello...

Maria Cristina Faleroni
Pintora y Escultora Argentina.

JAVIWAF dijo...

Millones de gracias, todo un halago de etiqueta el vuestro,un abrazo desde Alicante.